Un grupo de estudiantes crea coche eléctrico con residuos

De esta forma, ponen en valor los desechos como materias primas para dar un nueva vida a los residuos

Holanda, un país con larga tradición innovadora y medioambiental tiene un nuevo coche eléctrico creado con residuos, por un grupo de estudiantes.

La sociedad holandesa valora enormemente el entorno en el que viven. A diferencia de otros países europeos, consideran que su cuidado es responsabilidad de cada uno de los holandeses.

Un carácter innovador y responsable que es generador de innumerables proyectos y patentes. La última la producida en la Universidad Tecnológica de Eindhoven. Un grupo de estudiantes han construido un coche eléctrico únicamente con materiales desechados

Es un claro ejemplo de Economía Circular, y se demuestra que los residuos y desechos pueden forma parte de nuevos procesos.

Con este automóvil, queremos demostrar que los desechos son un material valioso, incluso en aplicaciones complejas como un automóvil

Director del proyecto

Para el director del proyecto, este proyecto supone un claro ejemplo con el que demostrar que los residuos y los desechos son materiales valiosos.

Con el apoyo de una empresa de reciclaje, y con diferentes tipos de residuos, incluidos plásticos extraídos del mar, botellas recicladas o basura doméstica., han construido un coche eléctrico.

Luca, un prototipo de color amarillo

Bautizado como Luca, el vehículo es de color amarillo y tiene una capacidad para 2 personas. El llamativo y atractivo color típico de los deportivos y coches de carreras, no es pintura, sino una envoltura realizada de material reciclado. ¡Cómo no podía ser de otra forma!

De momento se trata de un prototipo. Un coche eléctrico creado con residuos por un grupo de estudiantes, pero con una autonomía de 200 Km y una velocidad máxima de 90 Km/h.

En el diseño y construcción del coche participaron 22 estudiantes. Y se tardaron aproximadamente 18 meses.

Para la construcción, se aprovecharon plásticos duros de televisores, juguetes y electrodomésticos con los que se armó el cuerpo del coche. Los cojines y asientos están hechos de coco y pelo de caballo. Otros elementos del coche se hicieron con cáscaras de bananas y pañales desechables. Por último, el chasis se fabricó con lino y botellas recicladas.

El nacimiento de “Luca”

Cada año, los estudiantes construyen un coche único y sostenible con el que tratan de abordar un problema distinto. Cuando iniciaron el proyecto “Luca”, los estudiantes analizaron la problemática social del momento. Y se toparon con que la humanidad genera 2.100 millones de toneladas de residuos cada año, por lo que decidieron demostrar que los desechos de unos, son buenos materiales y funcionan en otras aplicaciones.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Estrategias de Comunicación Visual y Entretenimiento SL.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Dinahosting SL – CIF B15805419.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad